Casa Boker en Wikipedia

La Casa Boker desde su fundación en 1865. En 1900 abrió sus puertas en el edificio actual, en la avenida 16 de septiembre no. 58. Fue fundada por el empresario alemán Roberto Boker (18431912) como una empresa de compra-venta de productos importados. Desde hace más de medio siglo es una ferretería. Hoy el negocio está en manos de la cuarta generación de la familia, lo que es poco usual.

Historia

La familia Boker es originaria de RemscheidAlemania, la zona productora de acero desde hace mucho tiempo. Remscheid está muy cerca de Solingen, urbe a la que se le conoce como “la ciudad de los cuchillos y navajas” o “ciudad con alma de acero cuchillos.

Se sabe que los Boker desde 1640 se dedicaban a la fabricación de herramientas y que sus artículos se vendían en lo que hoy se llama Europa Oriental. También es de conocimiento público que en la vecina ciudad de Solingen un sólido castaño daba su sombra a la pequeña fábrica de los Boker, que ellos inmortalizaron en la marca y logotipo de sus cuchillos y navajas.

De la familia se sabe poco, salvo que han hecho cuchillos desde entonces y que por eso en 1829 Hermann y Robert Boker, entonces al frente de la fábrica, incorporaron la fabricación de sables a su línea de cuchillos y navajas. También se conoce que en 1830 fabricaban 2000 piezas semanales y que producían sobre todo cortaplumas, cuchillos, navajas para afeitar y tijeras, los cuales desplazaron a las herramientas.

En la segunda mitad del siglo XIX los mercados de los Boker crecieron aceleradamente: Estados UnidosMéxicoChileArgentina y otros países sudamericanos eran los nuevos destinos de su producción, que aumentaban a diario. Decidieron que el arbolito seguiría siendo el logo y la marca también, sólo que en diferentes idiomas: Boker para Alemania y Francia, Treebrand para los países de habla inglesa, como la India y Estados Unidos, y Arbolito para los países de habla hispana. Hasta la fecha se conservan así.1

También tomaron otra decisión: que cuatro jóvenes de la familia emigraran a diferentes partes de América. Hacia 1862 o 1863, uno llegó a Moscú, otro a Buenos Aires y dos a Nueva York, donde abrieron su negocio de mayoreo. Roberto Boker y su hermano encontraron a Estados Unidos en plena guerra civil. Su negocio era muy próspero, pero en 1865, llegó la paz y con ella la recesión: el país estaba prácticamente destruido. Era momento que un hermano ayudara a la reconstrucción y el otro se trasladara a México. Roberto fue el elegido. Tomó un barco y llegó al puerto de Veracruz. De ahí viajó a la Ciudad de México. Como el ferrocarril aún no estaba totalmente terminado, cuando llegaba a los tramos en los que no había vía, hizo el recorrido en coches de caballo, como algunos de sus compañeros.

Finalmente llegó a la Ciudad de México, de acuerdo con lo planeado, el 1° de noviembre de 1865, Roberto Boker constituyó Casa Boker, como una empresa de compra-venta de productos importados. Encontró un país con dos gobiernos: en la capital, Maximiliano era el emperador. En los desiertos del Norte, Benito Juárez y la república eran el otro gobierno. La guerra se prolongó dos años más.

Aprovechando sus contactos en Nueva York, Boker introdujo en México la máquina de coser Singer. La empresa vendió todos los productos de vanguardia que iban apareciendo como las máquinas de escribir y los carros de vapor. También tuvo productos más tradicionales, como herramientas, maquinaria, cirstalería, juguetes, fuetes para cocheros y vehículos de caballo de diferentes tipos y cuchillos y navajas alemanes, como siempre había vendido. La empresa no daba crédito a los clientes, pero sí les permitía irlos pagando en abonos. Conservaba la propiedad de los productos, hasta que los clientes pagaran la totalidad.

En 1900 Casa Boker se cambió al edificio que actualmente tiene. Con el país, atravesó el fin de porfiriato, la revolución y la llegada de los gobiernos post revolucionarios. Fue incautada en la Segunda Guerra Mundial, cuando México estuvo en guerra contra Alemania y regresada a sus dueños terminado el conflicto. La postguerra trajo consigo el esquema de desarrollo por sustitución de importaciones que cerró el mercado de muchos productos que importaba por lo que poco a poco se fue volviendo ferretería.

 

Referencia en:

https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_Boker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × 5 =